Fuchigami decidió meterse en política luego del suicidio de un compañero y con el objetivo de cambiar la actitud de la sociedad japonesa hacia el colectivo LGBT.